Respuesta a portada El País 17 de febrero 2014

En referencia a la noticia  publicada el pasado día 17 de febrero por el diario El País, del grupo Prisa, alertando que “30.000 inmigrantes aguardan en Marruecos para saltar a Ceuta y Melilla”, las organizaciones y movimientos pro derechos humanos y derechos de las personas migrantes,

Manifestamos nuestro más absoluto rechazo y hacemos un llamamiento  a la responsabilidad de los medios como transmisores de información y generadores de opinión pública en los siguientes aspectos:

El extenso reportaje publicado el pasado lunes en El País está redactado exclusivamente en base a “fuentes oficiales” y supuestos “Informes de Inteligencia” -que no son más que declaraciones de mandos policiales-, sin aportar la debida versión alternativa independiente.

En el texto se habla de entrada de inmigrantes como “avalancha” o “tumultos” con “potencial desestabilizador” y de “creación de alarma social”, llegando a describir a Ceuta y Melilla como ciudades “asediadas”.

El único supuesto responsable de la situación son unas “mafias bien organizadas y estructuradas”, aunque está comprobado –y se reconoce en el propio texto de la noticia-  que la mayoría de saltos de vallas no están organizados por éstas. A pesar de que el texto se refiere en dos ocasiones a las 15 muertes en la playa de Tarajal, en ningún momento se citan los intentos de ocultación y manipulación de los hechos por las mismas fuentes que ahora filtran los Informes en que se basa el reportaje. Hay que recordar que durante las últimas dos semanas ha habido hasta cinco versiones oficiales distintas sobre los hechos.

Recordamos que las migraciones forzadas como las que se producen en la frontera sur de Europa son fruto del empobrecimiento de los territorios y del expolio al que someten los países ricos a los Estados y personas del sur, empobrecimiento que obliga a los desplazamientos forzados y a las huidas clandestinas del territorio. Consecuencia de las mismas son las personas que esperan llegar a Europa en busca no ya de un vida mejor sino de poder vivir.

Los responsables de las muertes no son las mafias exclusivamente, sino esos mismos gobiernos que en nombre de los pueblos las favorecen, financiando con nuestros impuestos las políticas de militarización y externalización de fronteras, la represión contra las personas migrantes, los encierros y las deportaciones.

Por todo ello,

EXIGIMOS:

La disculpa pública de El País por la falta de respeto hacia las víctimas y a la sociedad civil en su conjunto.

La rectificación por parte de los medios de comunicación de las informaciones poco veraces, ambiguas y generadoras de miedo, odio y discriminación contra las migraciones.

La responsabilidad por parte de los mass media de no generar ni favorecer un contexto social donde se propicie la alarma social y la xenofobia.

La necesidad en pro de la salud democrática de que profesionales del periodismo y la comunicación aporten a la ciudadanía una información fidedigna y contrastada y que se posicionen en la obligación de dilucidar los hechos y hallar las responsabilidades de quienes actúan contra derecho en vez de justificar el uso de la fuerza y la violencia.

Por una sociedad bien informada sin prejuicios ni discursos xenófobos.

No al #GenocidioMigratorio

La Campaña por el cierre de los CIE estatal

Esta entrada fue publicada en Crónicas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario