El Ministerio del Interior presenta datos incoherentes sobre redadas racistas

  • El Gobierno presenta datos incoherentes con las fuentes oficiales, estigmatiza a la población extrajera y reconoce la permanencia de controles por perfil racial.
  • A la par legitima y reconoce este tipo de identificación basadas en el aspecto físico.
  • La ocultación de los datos sobre identificaciones por perfil racial es una constante.

En marzo de 2013 el gobierno ha contestado a alguna de las preguntas parlamentarias del portavoz de Izquierda Plural en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para conocer los resultados prácticos de la Circular 2/2012 de la Dirección General de la Policía que prohíbe textualmente, “los cupos de detención de inmigrantes y las redadas indiscriminadas” basadas “únicamente en criterios étnicos”.

Esta circular surge a raíz de la importante contestación social frente a las redadas racistas, los cupos de detención y la aplicación de una circular anterior que ordenaba la detención preventiva, algo a todas luces ilegal e ilegítimo y que ha sido denunciado en innumerables ocasiones tanto por colectivos sociales como por organismos nacionales e internacionales.

La respuesta del gobierno a las preguntas parlamentarias ha sido una demostración más de la opacidad que el gobierno tiene a la hora de manejar los datos sobre identificaciones:

  • Quedaron sin contestar cuantas identificaciones han sido llevadas a cabo en el marco de la prevención de ilícitos penales y cuantas por Extranjería.
  • No se respondió cuantas identificaciones han resultado en el descubrimiento de algún acto ilícito.
  • Proporciona unos datos que dice ser las identificaciones practicadas por el Cuerpo Nacional de Policía (no del resto de los cuerpos de seguridad) al amparo del artículo 20 de la Ley 1/92 de Seguridad Ciudadana.

Los datos tramposos sobre las redadas

Los datos facilitados por el gobierno son inverosímiles e incoherentes con las fuentes oficiales, solo hace falta compararlos con otras estadísticas oficiales para aseverarlo:

  • Responden que en 13 meses (de 20 de diciembre de 2011 a 19 de enero de 2013) el CNP realizó un total de 49.295, pero en el Anuario Estadístico del Ministerio Interior 2011 se recoge que se efectuaron 8.773.862 identificaciones en ese año y el Balance de Criminalidad 2012 que se produjeron en el Estado español 2.268.665 hechos delictivos o faltas.
  • Responden que en Madrid durante esos 13 meses realizaron 12.050 identificaciones (cerca del 25% de las efectuadas en todo el país) pero en el Anuario Estadístico del Ministerio Interior 2011 figura que en ese año en Madrid se efectuaron 1.227.321 identificaciones.
  • En Madrid se habría pasado de 3.362 identificaciones diarias en 2011 a solo 64,51 en los tres primeros meses del 2012.

¿Puede creerse que con el número de controles (los miles anuales que reconocen en estos datos, los millones cada año en otras fuentes oficiales) que se realizan diariamente en la calle se lleve una estadística tan exacta de de la nacionalidad de las personas a las que se para? Recordemos que son controles de identificación que se realizan en el metro, en los lugares de ocio, en los trabajos, etc. muchos de ellos de escasa duración al presentar los identificados su DNI o NIE.

¿Resulta verosímil que se hayan reducido los controles en más de un 99% (teniendo en cuenta que no figuran los de otros cuerpos de seguridad)?

¿Qué es lo que recogen los datos proporcionados? ¿A qué apartado de el Art. 20 de la Ley 1/92 sobre protección de seguridad ciudadana se refiere la estadística?

  • ¿Al 1º según el cual los policías pueden requerir la identificación en lugares públicos siempre que el conocimiento de la identidad de las personas requeridas fuere necesario para el ejercicio de sus funciones, y que en el artículo 19 establece que será para el descubrimiento y detención de los partícipes en un hecho delictivo causante de grave alarma social?
  • ¿Al 2º en que se recoge que de no lograrse la identificación por cualquier medio, y cuando resulte necesario podrán requerir a quienes no pudieran ser identificados a que les acompañaren a comisaría, a estos solos efectos y por el tiempo imprescindible?

En cualquier caso, ¿estos datos se refieren a las personas con identificación conducidas a comisaría, a pesar de lo dispuesto en la circular?

Perfil racial en los controles reconocidos

Cabe señalar que incluso estos datos torticeros, desvelan que la actuación policial sigue una sistemática de identificaciones basadas en criterios étnicos y por tanto discriminatorios.

De las 49.295 identificaciones que reconocen haber realizado, un 54,6% corresponden a personas sin nacionalidad española. En España las personas extranjeras no llegan al 12%. Seguramente estos datos tampoco muestran la realidad en toda su crudeza puesto que personas con nacionalidad española y rasgos extranjeros habrán sido objeto de estos controles pero en la estadística figurarían como españolas, y que el propio Sindicato Unificado de Policía asegura que “Se pide el carné a más españoles justo para justificar que no sólo se chequea a extranjeros”.

Según los datos facilitados tras la circular que prohibía los controles racistas el porcentaje de personas extranjeras identificadas respecto al total es solo tres puntos inferior al de los meses precedentes, 56.2% frente al actual 53,5%; se ha pasado de 121 identificaciones diarias a 111.

Un porcentaje importante de estas identificaciones son a nacionales de países con rasgos étnicos muy diferenciados: un tercio de África; de Asia casi la mitad de Paquistán; de Europa cerca del 60% de Rumanía.

Si los controles por perfil racial no son legales, y no tener papeles no es un delito, cabe preguntarse porque tantos datos confusos y tantos esfuerzo por estigmatizar a la población inmigrante. Así llama la atención que las fuerzas de seguridad destinadas a Fronteras e Inmigración, (16587 agentes), son más que la suma de personal dedicado a violencia de género (2008), terrorismo (5634) y el crimen organizado (7156).

Brigadas Vecinales de Observación de los Derechos Humanos manifestamos que es imprescindible saber que se está jugando detrás de esta ocultación interesada que pretende encubrir unos datos que hablan por sí solos, y que señalan que la discriminación y las prácticas racistas institucionales siguen produciéndose día tras día.

Esta entrada fue publicada en Comunicados de prensa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Ministerio del Interior presenta datos incoherentes sobre redadas racistas

  1. Pingback: El Ministerio del Interior presenta datos incoherentes sobre redadas racistas | América

Deja un comentario