Presentación de recurso de alzada ante el Ministerio del Interior por vulneración de derechos y libertades fundamentales

Los días 22 de diciembre de 2010, 22 de febrero y 10 de mayo de 2011 varias personas que participan en una Brigada Vecinal para la observación del cumplimiento o no de los Derechos Humanos, son denunciadas por el Cuerpo de Policía Nacional. La acusación es, en todos los casos, la de: “provocar reacciones en el público que alteran o pueden alterar la seguridad ciudadana”.

Lo que hacen las personas denunciadas es documentar los controles de identidad guiados por perfil racial, efectuados por la Policía Nacional en los espacios de uso público de la ciudad de Madrid, así como informar al vecindario tanto sobre dichos controles como sobre sus derechos fundamentales.

La labor de BVODH es totalmente legítima y legal: consiste en el ejercicio de la defensa de los Derechos Humanos, así como del derecho fundamental a la libre expresión y denuncia de la violación de dichos derechos.

La Delegación de Gobierno ha resuelto interponer sanciones administrativas a las personas denunciadas, pese a las alegaciones presentadas ante dicha Delegación sobre lo infundado de las acusaciones.

La interposición de dichas sanciones a participantes de las BVODH está dirigida a obstaculizar la respuesta ciudadana a los controles de identidad racistas y las detenciones “preventivas” ilegales que realiza la Policía Nacional, por derivación del Ministerio del Interior. Estos controles y detenciones constituyen una persecución a una parte del vecindario, segregan y restringen la libertad de movimiento de las personas, impidiendo un uso igualitario del espacio público, sembrando el miedo y la desconfianza. Son uno de los eslabones de la cadena de persecución de las personas migrantes, seguida de reclusiones en Centros de Internamiento de Extranjeros y deportaciones.

Por este motivo, hoy día 15 de julio, se presentará recurso de alzada ante el Ministerio del Interior, con el objetivo de que cese el acoso a las personas que ejercen de forma legítima la defensa de los Derechos Humanos a través de su actividad en BVODH.

Junto a dicho recurso se incluirá la solicitud de la suspensión de pago de las multas. Como ya hemos indicado anteriormente, consideramos que las sanciones están dirigidas a disuadir a las personas que participan o podrían participar en BVODH de realizar esa labor de observación de Derechos Humanos y ejercer la libre expresión.

Consideramos que la coacción no puede constituir un motivo para dejar de ejercer la libertad de expresión y opinión de forma pacífica en el espacio público, con objetivo de defender nuestros derechos.

Por otra parte, se convoca a la presentación del Informe de las BVODH, donde se publican los resultados de la labor sistemática de observación y documentación de los controles de documentación por perfil racial, y se difunde lo encontrado, reflexionado y trabajado durante la actividad de las BVODH en su primer año y medio de vida.

La presentación será el día 27 de julio a las 11.00 en el local de FERINE (Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados) en Calle Navarra, 35. Metro Estrecho.

Esta entrada fue publicada en Comunicados de prensa y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario